Laura Fernández

SINGLE POST

Mamá! Cómo te vivo?

Cómo has vivido a tus padres en la infancia? Como haya sido, va a marcar la dirección de tu camino de Vida.

Así de rotundo.

Por eso, cuando trabajo en una carta, miro en ella (porque se ve reflejado), al Padre y Madre y como va a marcar la dirección de esa carta en cuestión. De esa energía de vida.  

 

Sea como sean, o fueran, nuestros padres, nos dieron la vida a través de la fuerza de la Divinidad, o esa fuerza mágica incomprensible de Vida que nos traspasa. Fue a través de ellos que estamos aquí y cabe honrar eso. 

Porque sino, donde estarías tu como tal? Sin ellos, no estarías aquí.

 

Hoy quiero mirar a la Madre, por la serie de eclipses que han ocurrido este verano.

 

La Madre simboliza dadora de Vida, nutricia. Y si no se la “coloca” en su lugar correspondiente trae numerosas dificultades en la Vida: problemas de profesión, éxito, abundancia… por no nombrar las de relación de pareja.

 

Así que la Astrología te puede ayudar a como colocar a la madre en su lugar y mirar como haces simbiosis con la Madre=Vida. Y esto es hacerlo con tiempo.

 

Bert Hellinger, quien desarrolló las Constelaciones Familiares dice que si no tienes a la madre “colocada” en su lugar no te puede ir bien en la profesión y no tendrás éxito. O si lo tienes, puedes llegar al fracaso y la ruina en un momento dado. Aquí una vez más, la madre y la sintonía con ella. 

También Carl Gustav Jung (psicólogo-psiquiatra y astrólogo) tenía muy presente a la Madre.

 

 

En la carta Astral es la Casa X y sus aspectos la que nos dará mucha información en como vivirla en plenitud y consciencia. Conectada con el Amor que somos. Sin culpas, respetando el proceso vivido y la mochila que ellos pudieron acarrear en este plano también. 

Observar las carencias que hubieron y como afectan a nuestro niño interior, que vive aún dentro de nosotros y como nos reclama atención día a día. Sino observamos, sino cuidamos a este niño, es imposible ser libres y conscientes de nuestras propias carencias. 

 

La Casa X habla de la madre personal, e igualmente también de la profesión, de tu proyección social, del legado que quieres dejar, de tus éxitos… y como recibes los regalos de la Vida (por eso concuerda con el Trabajo de Bert Hellinger). Y esto va unido!! Sino tengo a la madre en su lugar, sino la tengo en paz dentro de mi, conscientemente, la vida se tambalea.

 

También, la Luna en tu carta astral como esté posicionada. Y sus tránsitos. Por eso cuando es llena o eclipses os escribo sobre ello. Es muy significativo, pues el astro lunar  muestra las emociones y como ese niño interior reacciona ante lo que siente ahí afuera, como una negativa, rechazo o ante lo que considera que es amor. 

 

“solo cuando te respeto y te honro, me lo hago a mi mismo. Sin juicio, desde la conexión del amor de Vida.

¿Qué se yo que hiciste mal?

¿Qué se yo de ti? Si solo mis ojos fueron testigos de una parte y esos ojos solo pueden que enjuiciarte?”… me responsabilizo de mi , me hago cargo".

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

2017 Laura Fernández